Tipos de persianas

Las persianas son un elemento funcional y decorativo que, además, de sumar unos cuantos puntos de estilo a nuestros espacios, nos pueden ayudar a controlar la visibilidad y la temperatura. En este artículo te mostramos algunos de los tipos de persianas más comunes.

Algunos tipos de persianas para tu hogar y oficina

Tenemos que comenzar diciendo que la clasificación de las persianas es extensa. No exageramos ni un poco cuando decimos que existen cientos de modelos de persianas y muchas formas de clasificarlas. Por eso aquí compartimos contigo solo algunas de las mejores.

1.   Persianas de listón o persas

Estas son las más comunes, también son conocidas como persianas venecianas y es muy probable que las hayas visto ya un millón de veces antes. Tienen la ventaja de que regulan la temperatura a la vez que permiten el paso de la luz.

Son, en esencia, una sucesión de listones alineados horizontalmente. Las más tradicionales están hechas de madera fina. Aunque en la actualidad pueden encontrarse en un gran cantidad de materiales, además de la noble madera, tales como: metales ligeros, resinas.

En los años recientes se ha popularizado la construcción de las persianas venecianas con bambú. También es posible encontrarlas en un moderno diseño en el que cada uno de los listones de las persianas se ubican entre dos laminas de cristal, lo que las hace más durables y resistentes a los elementos.

2.   Persianas del tipo vertical

Este tipo de persianas tiene un mecanismo de acción bastante eficiente a causa de la posición en la que se encuentra cada una de las láminas. Pero el posicionamiento vertical de las láminas no solo favorece la acción mecánica, también tiene otras ventajas que, como buen usuario doméstico, sabrás agradecer, a continuación mencionamos algunas:

  • Son más fáciles de limpiar y acumulan menos poco polvo y mugre (comparadas con las persianas venecianas).
  • Evitan la entrada de mosquitos y otros insectos indeseables.

3.   Persianas romanas

Si necesitas unas persianas solo para controlar la luminosidad de tu habitación o de cierto espacio en tu casa u oficina, entonces puede que las persianas romanas te interesen.

Eso sí, debes tener en cuenta que, a la hora de regular la temperatura, y mantener la humedad alejada no son las mejores del mercado.

En caso de que vivas en un lugar con climas extremos puede que no te convengan este tipo de persianas, pues en esas condiciones se deterioran con facilidad.

4.   Persianas shoji o persianas estilo japonés

Los amantes del estilo oriental japonés siente una debilidad enorme por este tipo de persianas. Tenemos que admitir que se tratan de un tipo de persiana bastante estéticas. Están inspiradas en las tradicionales puertas y paneles de papel de arroz típicos de las construcciones japonesas. Están fabricadas en poliéster.

5.    Persianas del tipo enrollable

Otras de las persianas más utilizadas son las persianas del tipo enrollable. Estas también tienen los listones dispuestos de forma horizontal, lo que las diferencia de otro tipo de persianas horizontales es que están formadas por unos listones más finos. Además, cuentan con un mecanismo que permite recogerlas con facilidad.