Timbres WiFi: 4 claves que te sorprenderán de este novedoso sistema

timbres-wifi-5-claves-que-te-sorprenderán-de-este-novedoso-sistema

 

¿Alguna vez soñaste con interconectar el ‘smartphone’ y el timbre? Para los desarrolladores de iDoorCam, DoorBot o Ring (sucesor del anterior), es un sueño hecho realidad. Tarde o temprano debía ocurrir. El sector de los timbres no podía continuar sus andanzas analógicas por más tiempo, sin que la moderna telefonía móvil pusiera sus miras en ella. Como consecuencia de esta unión, han surgido los llamados timbres WiFi, un producto novedoso que te vamos a descubrir en 4 claves que te sorprenderán.

 

 

Mucho más que un simple timbre inalámbrico

 

Como venimos avisando, este mercado ha evolucionado considerablemente en la última década. El clásico panel electrónico o los mecanismos pulsátiles con campanillas han muerto, y hoy son los sistemas inalámbricos los encargados de tomar el relevo. Sin embargo, el timbre WiFi es mucho más que eso, dado que no se limita a suplantar el cableado por un puñado de receptores sino que trabaja conectado a internet las 24 horas del día, además de establecer una conexión directa con nuestro dispositivo móvil. Y aquí empieza lo mejor.

 

¡Toc, toc!

 

Cuando un visitante llame a la puerta, recibiremos una notificación en nuestro ‘smartphone’ (o tablet), semejante a un mensaje entrante o una llamada telefónica, por lo que deberemos decidir si la aceptamos o no. Una vez confirmada esta petición, pasaremos a visualizar, escuchar y comunicarnos con nuestro interlocutor en tiempo real.

 

Recibe visitas en cualquier parte

 

Otro de los grandes alicientes de esta nueva generación de timbres es la posibilidad de atender visitas en cualquier parte, no sólo en el hogar, gracias a su poderosa app disponible en iOS y Android. A través de un interfaz sencilla e intuitivas, podremos interactuar con el cartero, el vecino o la tata con independencia del lugar donde nos encontremos, ya sea la cafetería de la esquina o el mismísimo Parque Yellowstone, dado que funciona vía internet.

 

Visión nocturna, grabadora y otras ventajas

 

Adicionalmente estos dispositivos integran una grabadora de vídeo/audio y la posibilidad de capturar fotografías, dos opciones nada desdeñables, si bien de escasa utilidad. Por si fuera poco, podremos detectar y evitar eficazmente intrusiones gracias a los sensores de movimiento, con hasta 10 metros de alcance y rango de visión de 180 grados. Como no podía ser de otra manera, también tendremos la posibilidad de alertar a las autoridades competentes si nuestra vivienda corre peligro (detalle especialmente ventajoso para las familias, dado que extremarán enormemente la precaución con niños en casa). Además, dispone de un modo silencioso, cuanto menos, interesante.

 

Como es habitual, la batería de estos dispositivos no es gran cosa, de manera que su vida útil rara vez supera los doce meses, aunque presumiblemente los nuevos modelos corregirán estas asperezas. Así las cosas, la globalización se abre camino también en nuestro día a día, y los timbres WiFi no son más que el último eslabón de la creciente tendencia a interconectar todos los dispositivos electrónicos del hogar. Todo es poco para optimizar la seguridad de nuestro hogar.